“Tal vez podamos pensar 3 o 4 líneas de cara a los próximos años en función de un objetivo  de mayor alcance que es ¿qué queremos ser como ciudad, como ciudadanía?”, planteó el edil justicialista. En declaraciones al programa “La Voz del Concejo Deliberante”, el concejal Daniel Lesteime remarcó que “el gran desafío” de ese poder local “es sentarnos a pensar y a planificar que podemos sobrevolar como Cuerpo Legislativo, más allá de esas diferencias sobre oficialistas y opositores”.

 “Fue un año y medio complejo por varias cuestiones. En lo particular a mí me gusta más el ámbito de la gestión y la dinámica propia del Cuerpo Legislativo implica otro ritmo y otras maneras de construir propuestas en términos de políticas públicas. También fue un tiempo de aprendizaje y de poder pensarme en esa nueva situación. Y por  otra parte, en el macro  de una coyuntura muy particular, este  es un momento bisagra que estamos viviendo a nivel país. Creo que es un tiempo de compleja y profunda crisis, y eso hace  que también el trabajo de uno  se vea de alguna manera interpelado por esa situación”, reflexionó el concejal Daniel Lesteime en diálogo con el programa que el Concejo Deliberante de Goya tiene en Radio “Ciudad”.  

Consideró que la oposición en el HCD  de Goya, de la cual él forma parte por procedencia partidaria “tiene que ser seria y coherente, y yo intento seguir esa línea”, apunto y añadió “eso implica que en algunos puntos podemos acordar y acompañar y en otros no porque estamos justamente para plantar la voz de quienes no están de acuerdo. Eso hace al juego de la política. Hay gente que  no entiende esto, cree que plantear una diferencia es plantarse como enemigo. En mi ánimo jamás esta semejante cosa”, dejó en claro.

Daniel Lesteime sostuvo que el Concejo  Deliberante “tiene un ritmo que genera una serie de respuestas, pero me parece que el gran desafío de este HCD  es sentarnos a pensar y a planificar que podemos nosotros sobrevolar como Cuerpo Legislativo, mas allá de esas diferencias sobre oficialistas y opositores”.

“Siempre trabajamos a demanda, en función de los proyectos que ingresan, o de la voluntad del Ejecutivo o a partir de lo que nos acerca la ciudadanía que por supuesto eso  es valiosísimo, pero como Cuerpo Legislativo creo que podríamos plantearnos algunas cuestiones centrales para pensar políticas públicas de cara a 20 o 30 años”, remarcó.

A su juicio “este es un momento bisagra en términos de la profundización de una crisis que es política y acentúa lo económico, una crisis en la que se ensancha esta diferencia entre los menos que más tienen y los mas que menos tienen y en el medio una clase media que cada vez hace más elástico lo que tiene para no caerse donde está”. 

“EL DESAFIO ESTÁ”

Insistió el concejal Lesteime que “nosotros como Cuerpo deberíamos pensar sobrevolando un poco las diferencias. Creo que hay  material humano, hay materia gris,  hay voluntad, hay acuerdos. Entre nosotros (los concejales) no tenemos ningún problema, así que creo que el desafío esta. Tal vez quienes conducen el Concejo podrían proponernos alguna instancia de pensar algunas líneas de políticas legislativas que sirvan  de cara al futuro”, planteó.

Sostuvo que esas líneas deberían ser “políticas de fondo. Nosotros como Cuerpo Legislativo tenemos que instar al Ejecutivo, a todos sus miembros, a que empecemos  a tomar conciencia de las continuidades, a pesar de las rupturas que se producen por ahí por las cuestiones de que partido asume el gobierno. Tenemos que pensar algunas políticas que sean comunes y que, esté quien esté, las tenemos que sostener”.

Indicó que temas como el futuro puente Corrientes-Santa Fe, las defensas de Goya, la energía, entre otros deberían ser parte de esa agenda común. “Creo que el desafío de pensarnos  hoy como ciudad, pasa por la pregunta acerca de que ciudad queremos ser en este presente y de cara a  los próximos 20 o 30 años. Esa es una pregunta que sobrevuela a la ciudadanía pero que no se tramita en ningún  espacio  y  creo que los concejales también debemos hacernos esa pregunta, pensando en las cuestiones de fondo.

En cuanto al Plan Estratégico Municipal 2006-2016, (que debe ser actualizado) expresó que  “es un instrumento valiosísimo”, pero analizó que “en este momento eso es un antecedente. El de hoy no es un mundo distinto, es otro mundo. Nosotros hemos cambiado notablemente en los últimos años y por eso empezamos hablando de este tiempo bisagra”.

“Yo siento que este tiempo nos desafía a pensar nuevas estrategias pero fundamentalmente pensar cual es el fondo, cuál va a ser la meta”, recalcó Lesteime y propuso “pensar 3 o 4 líneas de cara a los próximos años en función de un objetivo  de mayor alcance que es ¿qué queremos ser como ciudad, como ciudadanía, dentro de 20 o 30 años? 

PROPUESTAS  Y PROYECTOS

El concejal justicialista manifestó luego que “hay temas que a mí me preocupan mucho y tienen que ver por un lado con cuestiones vinculadas a las políticas de viviendas en la comunidad y otras con proyectos de  desarrollo cultural”, y acotó “si entendemos que podemos funcionar como un Cuerpo que toma decisiones sobrevolando también las diferencias, por allí esos proyectos ingresan y se tratan, sin que después duerman el sueño  de los justos en las comisiones”.

“NO HUBO NINGUNA AUTOCRITICA”

En su condición de ex funcionario municipal (fue Secretario de Educación) se le preguntó finalmente a Daniel Lesteime si se había hecho una autocrítica entre los integrantes de la anterior gestión por la pérdida del Municipio.

“No, no hubo  ninguna autocritica”, respondió y agregó “yo si me he planteado y en los espacios que  me han permitido  lo he dicho. Pero me parece que esto es un mal que aqueja a los partidos  políticos en general. Es la falta también de análisis y de evaluación  por parte de la dirigencia. Si una gestión que tuvo la  oportunidad de volver a constituirse en gobierno por al menos un periodo posterior, no ha hecho ni dicho nada, ni siquiera puertas adentro no hemos tenido  esa  oportunidad, me parece que eso habla muy mal de la dirigencia, de los modos en que se  gestionan las instituciones partidarias”, opinó.

Dijo que siente “bastante hastío en relación a eso. Hemos puesto mucha energía, mucho esfuerzo y mucha cabeza, hemos hecho el esfuerzo de generar algunas líneas de trabajo de cara a lo que entendíamos eran cuestiones prioritarias para la ciudadanía, pero también me parece que vale el esfuerzo de hacer el análisis de porque se dan ciertas cosas, porque ocurren otras  y ese  ejercicio no se ha realizado”.

“Creo que la política en Corrientes y en gran parte de la  Argentina, todavía tiene que  deconstruirse mucho más.  Todavía seguimos dependiendo del caudillismo de los jefes de partido  y de quienes después toman  las decisiones. También esa decisión me puso acá, en el Concejo”, reconoció, “pero yo nunca pedí nada”.

El concejal Daniel Lesteime recalcó que con esa forma de hacer política “no se construye nada, más allá  de los personalismos. Y por eso estamos como estamos.  Y pasa en todos los órdenes, a nivel nacional, provincial y a nivel local.  A mi me interpela mucho los mas jóvenes, que mundo le dejamos y fundamentalmente que concepto de la política le dejamos. Yo coincido en que es posible empezar por lo menos a pensar que otro modo de hacer política es distinto. Por eso digo que me harta, me hastía, y me desgana  bastante este modo de hacer política con el que nos movemos hoy”, enfatizó el edil.-