“Hay una incidencia de casi un 17 % de la población adulta (1 de cada 6 personas)  con esta enfermedad. Es una estadística mundial y la idea es corroborar si esto mismo se da en Goya”, expresó el concejal Darío Zapata, impulsor de esta iniciativa aprobada por unanimidad por el Cuerpo Legislativo. En diálogo con el programa “La voz del Concejo Deliberante”, el edil habló también sobre el proyecto que pide una auditoría contable al balance de la COMUPE. “Lo establece una ordenanza que está vigente y no se cumple”, indicó.

“Estoy muy contento porque el Programa de “Prevención de la Salud Renal” fue aprobado con el apoyo de todos mis pares. Ahora hay que implementarlo y no es tan complejo. No se necesita una gran infraestructura. Con la determinación de análisis, el registro de los mismos y la centralización de la información se puede llegar a tener los datos suficientes como para hacer las estadísticas propias sobre la incidencia que tiene la insuficiencia renal en Goya y luego, la posibilidad de derivar oportunamente a aquellos pacientes que detectemos que tienen insuficiencia renal”, señaló el concejal Darío Abelardo Zapata en el programa que el HCD tiene en Radio “Ciudad”.  

Hizo notar el edil que “lo virtuoso” de la iniciativa es que “estamos hablando de un problema de salud silencioso y lo más probable es que no se diagnostique. Y esta metodología tan sencilla sobre el análisis de la creatinina o de una orina te pone en evidencia si el individuo tiene o no una enfermedad renal. Esa información, en manos de un profesional permite, si no es resolver el problema médico, por lo menos retrasar su evolución en lo posible para que no llegue a la etapa de un tratamiento sustitutivo de la función renal como la hemodiálisis o el trasplante. Esa es la idea básica”, expuso Zapata.

Remarcó que la ordenanza del Programa Renal “tiende a prevenir un tema de salud muy importante.  Hay una incidencia de casi un 17 % de la población adulta (1 de cada 6 personas) con esta enfermedad. Es una estadística mundial y la idea es corroborar si esto mismo se da en Goya. Inclusive, como mencione en la sesión del Concejo de algunos aspectos nutricionales también depende que la incidencia sea mayor porque la nutrición proteica en la madre embarazada conlleva al desarrollo del riñón en el niño que va a nacer y esto de alguna manera muestra un pronóstico de que va suceder con sus riñones en su vida”, indicó el médico nefrólogo.

Y acotó: “Lo mejor que puede suceder cuando uno está evaluando una patología dentro de la sociedad es tener números propios porque así se puede llegar a detectar falencias de este tipo”.

TRABAJO PRESENTADO EN CADRA

Relató luego que cuando estaba en la Confederación de Asociaciones de Diálisis de la República Argentina (Cadra) que presidió hasta muy poco tiempo, presentaron un trabajo en la Universidad Católica de Buenos Aires (UCA). “En la 1ra Jornada de Calidad en Diálisis que hizo la CADRA yo presenté un trabajo sobre “Causas de Insuficiencia Renal con ingreso de Hemodiálisis”.

“En ese estudio encontrarnos que la causa número uno era y sigue siendo, la diabetes, y la numero dos la hipertensión arterial. Ese trabajo lo revisamos y lo comparamos con dos grandes estudios que hay, un registro Europeo y otro Americano. Y estos estudios tenían la misma evaluación que nosotros. Había una coincidencia del trabajo que habíamos hecho con las etiologías de otros países. Eso lo expuse ante 500 nefrólogos de Argentina, Brasil, Uruguay Chile y otros países”, comentó el profesional.

Recalcó en ese sentido que “las etiologías siguen estando y cuando las estadificás bien terminan coincidiendo con lo que ya hay como estudio. Eso es lo que quiero ver en Goya. Si con el tiempo este registro continúa y tal vez no yo pero alguno de mis hijos o algún otro médico que se interese en el seguimiento de esto podemos estadificar una buena cantidad de pacientes para poder decir Goya tiene una incidencia en las enfermedades renales de acuerdo a las estadísticas que tenemos con esta frecuencia”.

INTERES DE FUNCIONARIOS

Pudo hablar de este proyecto con el Secretario de Desarrollo Humano y Promoción Social, y con el Director de Asistencia Primaria de la Salud, preguntaron los periodistas. “Antes de ser aprobado le lleve una copia del proyecto de ordenanza al doctor (Mariano) Hormaechea, (titular del área). También estaba en conocimiento el doctor Emilio Martínez  (Director de APS) y también hablé con el doctor Daniel Benedi, bioquímico del Laboratorio Municipal. Se entusiasmó, le gustó y hablamos de cómo sería el trabajo de recolección de datos”, relato Darío Zapata.

Su intención ahora comentó es ponerse en contacto con el Laboratorio del Hospital “que tiene mucho movimiento y el Colegio de Bioquímicos para que algunos de los privados se enganche. Es muy simple el trabajo, en un programita de Excel se cargan lo datos, me mandan a mí y yo centralizo la información en APS que es lo que vamos a hacer. Es algo sencillo.  Lo que yo hice es simplificar el método para poder ejecutarlo”, indicó.

Consultado si en octubre ya podría ponerse en marcha este programa, respondió “sí, una vez que sea promulgada la ordenanza, me arrimo al Laboratorio Municipal y arrancamos”.

COMUPE- PROYECTO DE AUDITORIA CONTABLE 

La entrevista giro luego hacia el proyecto con la firma de los 15 concejales que solicita se realice una auditoría a la COMUPE sobre el balance del ejercicio 2018.

“Esto es para  hacer cumplir una ordenanza vigente”, manifestó el concejal Zapata. Apuntó que la Comisión Municipal de Pesca (COMUPE) se rige por la ordenanza N° 765 (sancionada en 1996) y que en los años en que el actual Vice Intendente fue concejal (2001-05) elaboró una ordenanza que se complementa con la de creación de la COMUPE. “Esa ordenanza establece que se debe hacer una auditoría contable del movimiento económico de la COMPUE para poder transparentar los números. Los datos del balance del año 2018 fueron enviados al Tribunal de Cuentas Municipal y  este organismo  dijo que correspondía cumplir con la ordenanza vigente y solicitó la auditoria externa”, expresó.

El edil que forma parte del bloque del oficialismo en el HCD manifestó “yo desconocía esta ordenanza, pero entendimos que si estaba vigente se debía cumplir y el pedido fue firmado por todos los concejales. Creo que hace muy bien esto. Siempre digo la Fiesta del Surubí el año pasado movió un millón de dólares y la de este año seguramente habrá sido igual. Es un monto importante de dinero que de alguna manera obliga a que haya una trasparencia en el manejo. A mí me gusta mucho esto. Siempre digo que todos somos buenos pero si nos controlan mejor y creo que la ordenanza esta justamente para eso y hay que hacerla cumplir”, enfatizó.

Explicó que el paso siguiente es “pedir una lista de contadores y después por sorteo saldrá uno que hará la auditoria y elevara un informe respecto de eso. En los últimos años no se cumplió con esta ordenanza y no sé porque. No hay ninguna persecución sobre nadie”, aclaró y recalcó que “la idea es mostrarle a la sociedad que hay gente que trabaja muy bien, genera una Fiesta del Surubí buenísima, con proyección nacional e internacional pero además de eso podemos  mostrar que los números son transparentes. Y que a partir de ahora se cumpla con esta auditoría”.

Finalmente y sobre el proyecto de nuevo perfil  jurídico para la COMUPE en estudio en el HCD, Darío Zapata dijo “la ordenanza original ha quedado chica. Es una ordenanza buena pero cuando se sancionó (en 1996) la Fiesta (del Surubí) era chiquita todo se hacía en plaza Italia,  tenemos que ajustar el ropaje, generar una figura jurídica que la contenga y le permita seguir creciendo en forma ordenada”.-